Blog

Un plan para matar a Stalin

En la Segunda Guerra Mundial, en el frente oriental, la lucha resultó especialmente encarnizada. El Tercer Reich y la Unión Soviética eran regímenes antagónicos y, más allá de los titánicos combates entre rusos y alemanes, existía una fuerte rivalidad personificada en las figuras de Hitler y Stalin. De ahí que los alemanes trazasen planes para acabar con la vida de Iósif Stalin.

La muerte del general Rose, un encontronazo letal

En marzo de 1945 el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa parecía mucho más cercano. Sin embargo, eso no significaba que la intensidad de los combates estuviera decayendo. En su internada en Alemania, fueron numerosos los lugares en los que las tropas aliadas encontraron una encarnizada resistencia.

¡A la bayoneta! La defensa del 2º de Hampshire en Tebourba

El 8 de noviembre de 1942 desembarcaron las fuerzas angloamericanas en Marrecos y Argelia. Mientras tanto, el Afrika Korps de Rommel, derrotado por el 8º Ejército británico de Montgomery en El Alamein (Egipto), se batía en retirada. Para el Eje, Túnez presentaba un reducto desde el que proseguir con la guerra en África.