Blog
Sábado, 03 Noviembre 2018 19:43

Ataque al puerto de Zeebrugge

Corría la primavera de 1918 y la Primera Guerra Mundial se encontraba en su último año. Las fuerzas alemanas golpeaban con contundencia en el frente occidental en lugares como Flandes y el Somme. Ante el empuje de los teutones, las fuerzas aliadas y en particular los británicos, necesitaban restañar su moral. Para tal propósito, el contraalmirante Roger Keyes preparó un golpe de mano en Zeebrugge.

Publicado en blog

En 1944 la situación militar de Alemania era francamente dramática. Los aliados, tras desembarcar en Normandía el 6 de junio de 1944, se habían abierto camino, liberando París y situándose a las puertas del Tercer Reich. En el frente oriental, las cosas tampoco marchaban mucho mejor. La Operación Bagration, lanzada por el Ejército Rojo en junio de 1944, había supuesto una calamitosa derrota para la Wehrmacht y las fronteras orientales alemanas estaban amenazadas por los colosales ejércitos soviéticos. Tratando de dar un vuelco a la guerra, el Führer propuso un contraataque.

Publicado en blog