Blog

Tamara Villalba nos habla de recreación histórica y Segunda Guerra Mundial

El pasado mes de mayo pasé por Belorado y tuve la ocasión de charlar con varios recreadores históricos. Entre ellos, estaba mi amiga Lucía, a quien ya entrevisté anteriormente en este blog. Sin embargo, otra recreadora que también puede acercarnos a este mundo es Tamara Villalba. La encontré caracterizada con el uniforme americano, formando parte del 165th Signal Photo Company. Y es que Tamara, tiene cosas muy interesantes que contarnos sobre recreación y Segunda Guerra Mundial. Tamara, madrileña, madridista, y orgullosa vecina del barrio de Vallecas, está a punto de terminar sus estudios de Derecho y ha participado en diversos eventos de recreación vistiendo la indumentaria de estadounidenses, alemanes y soviéticos. De la mano de Tamara, vamos a acercarnos al mayor conflicto bélico de la Historia y a saber qué se siente al encarnar a mujeres de la Segunda Guerra Mundial.

Emilio Lara combina Historia, aventura y entretenimiento en La Cofradía de la Armada Invencible

Tuve la fortuna de poder conocer personalmente al escritor Emilio Lara en el evento "War and Peace Concentration" de Santa Elena, en la provincia de Jaén. En la presentación de su novela "La Cofradía de la Armada Invencible", Emilio nos habló del intento español por invadir Inglaterra en 1588, una empresa militar francamente ruinosa. El autor suscitó mi curiosidad, pues la historia de la Armada Invencible es un cúmulo de desastres e infortunios para el Imperio Español: una enorme flota hundida en el Canal de la Mancha como consecuencia de los temporales, un Imperio endeudado, y lo peor de todo, miles de hombres muertos y heridos. El modo en que Emilio presentó su novela y habló de la colosal flota que sufrió una dolorosa derrota a manos de los elementos y de los barcos ingleses, despertó mi curiosidad por leer "La Cofradía de la Armada Invencible".

Atrocidades de los soldados coloniales franceses en Italia

La batalla de Montecassino, en Italia, al sur de Roma, fue uno de los episodios más sangrientos de la Segunda Guerra Mundial. Para poder desalojar a los alemanes de sus sólidas defensas, los aliados se vieron obligados a asaltar las escarpadas pendientes hasta en cuatro ocasiones. Hacia finales de mayo de 1944, la resistencia germana se desmoronó y las fuerzas aliadas, avanzando desde Anzio y Montecassino marchaban en dirección a Roma. Por el camino, las tropas coloniales francesas, conocidas como goumiers, perpetraron numerosas violaciones.