Blog

Jesús M. González, con la 101º División Aerotransportada en el corazón

Tuve la fortuna de conocerle en el War and Peace Concentration de Santa Elena, en la provincia de Jaén. Quiero presentaros a Jesús M. González, un madrileño que reside en Úbeda. Es fácil entenderse con Jesús, es una persona sociable, atenta y que pone gran dedicación en sus proyectos. Jesús se unió al mundo de la recreación histórica en agosto de 2015 junto al Grupo Recreación Histórica Úbeda. Quería hablaros de las tropas aerotransportadas estadounidenses,  y qué mejor para conocer la historia de los paracaidistas norteamericanos que una entrevista con un recreador y un enamorado de la 101º División Aerotransportada como Jesús. Además de disfrutar de la recreación, Jesús tiene una gran afición del modelismo de la Segunda Guerra Mundial en escalas 1/72 y 1/35. Conozcamos la mítica historia de los paracaidistas estadounidenses de la mano de Jesús.

Pere Cardona, vocación por la Historia

Es barcelonés, un tipo cercano, todo un caballero, afable y un entusiasta de la investigación histórica de la Segunda Guerra Mundial. Le apasiona su labor investigadora y divulgadora, prueba de ello es que  en más de una ocasión me ha dicho mientras escribe sus libros: “David, estoy disfrutando como una vaca”. Estamos hablando de Pere Cardona (en la fotografía junto a Jack Port, veterano del desembarco de Normandía), colaborador habitual en programas de radio y revistas especializadas. En 2012 creó la página www.historiassegundaguerramundial.com, un sitio web con toda clase de anécdotas de la Segunda Guerra Mundial. También ha publicado su primer libro “El Diario de Peter Brill” y próximamente veremos un par de obras suyas: Un nuevo libro sobre temática Segunda Guerra Mundial que está escribiendo conjuntamente con Laureano Clavero y una novela ambientada en el mundo del espionaje que empezó a escribir hace unos años y que verá la luz próximamente.

Cinco cruces victoria en Arnhem

El 17 de septiembre de 1944 comenzó la Operación Market Garden. El plan consistía en capturar una serie de puentes sobre el Rin, y de ese modo, entrar en Alemania y poner fin a la guerra antes de Navidad. La captura del puente más lejano, el de Arnhem (Holanda), le fue encomendada a la 1ª División Aerotransportada británica del general Urquhart. Los combates se tornaron encarnizados, pues los paracaidistas peleaban contra tropas del 2º Cuerpo Blindado de las SS equipadas con tanques. Luchando en inferioridad, los británicos quedaron rodeados y para mayor desgracia, sus suministros caían en manos de los alemanes. En estas circunstancias desesperadas, se produjeron notables hazañas individuales, como es el caso de estos cinco hombres condecorados con la Cruz Victoria.