Blog
Sábado, 17 Marzo 2018 14:02

Los últimos kamikazes

La destrucción y las muertes provocadas por las bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki terminaron por forzar la rendición japonesa. El 15 de agosto de 1945, los nipones escucharon al emperador Hirohito dirigiéndose a la nación con su característica voz aflautada. Pese a evitar pronunciar palabras como rendición, Hirohito habló de “soportar lo insoportable” y “aguantar lo inaguantable”.

Publicado en blog

Cuando comencé a escribir mi novela “La última isla” en el verano de 2013 no imaginé que el libro pudiese llevarme a conocer al hijo de un japonés que combatió en Okinawa. Ariel Hokama, afincado en Buenos Aires, leyó "La última isla" y me felicitó por el libro, que le recordaba a la experiencia de su padre como combatiente del bando japonés en la Segunda Guerra Mundial. Pues bien, voy a hablaros del padre de Ariel Hokama. Su historia ilustra a la perfección la tragedia de la guerra y la lucha por la supervivencia en un escenario de pesadilla. Por ello, en este blog quiero aprovechar esta oportunidad para rendir tributo a Seiko Hokama y a su hijo Ariel.

Publicado en blog