Blog
(6 votos)

Arija 2019, crónica de una victoria de la Asociación Enigma

Ya tenía yo ganas de volver a Arija. La pequeña localidad burgalesa, situada junto al embalse del río Ebro, tiene una apariencia muy similar a los pueblos franceses, por lo que termina siendo un escenario inmejorable para recrear el desembarco de Normandía. Este 2019, la Asociación Enigma, con Roberto Cañón al frente, se ha superado y ha organizado un magnífico evento de recreación histórica.

Las calles de Arija han sido escenario de refriegas callejeras entre las tropas de ocupación alemanas, la resistencia francesa y las tropas aliadas. Uno tenía la sensación de estar combatiendo en un pueblo francés y a medida que se acercaba a la refriega, el pulso del corazón se iba acelerando. Sin duda, los distintos combates representados han resultado ser de lo más trepidante.


Ahora bien, dejemos a un lado la acción, pues Arija 2019 ha ido más allá y ha contado con la inestimable colaboración de Army Nurse Corps Spanish V., que erigió un impresionante hospital de campaña. En vista del esfuerzo y del trabajo desplegado por esta asociación, hay que reconocer que el hospital que levantaron es todo un tributo y un reconocimiento al importantísimo papel que jugó el personal sanitario en la Segunda Guerra Mundial. ¡Sobresaliente para Army Nurse Corps Spanish V.!

Fotografía: Vicente Cervera


Escena que tampoco conviene dejar de lado es la actuación de nuestro compañero Xabel tocando el violín en la zona de campamentos. ¡Impresionante!


El airsoft no ha faltado y, de hecho, era un gran aliciente de este evento y una novedad muy interesante. Por ello, hay que felicitar a Einheit Ezquerra 1945, pues los participantes en los combates de airsoft han disfrutado batallando en la oscuridad, como si se tratase de paracaidistas perdidos en la lúgubre y traicionera noche del Día-D. En conclusión, que la Operación Boston ha sido un éxito absoluto y los chicos de Einheit Ezquerra 1945, como responsables de la organización de la partida nocturna de airsoft, pueden volver de Arija con la cabeza bien alta.


La joya de Arija 2019 ha sido el asalto a la playa. Los alemanes permanecían en sus fortificaciones, dispuestos a defender cada palmo de terreno, mientras que la infantería estadounidense, con el corazón en un puño, permanecía en la lancha de desembarco, deseosa por saltar a tierra. El tiroteo iba in crescendo en la playa, los soldados caían a cada minuto que pasaba y el humo se extendía cuando las fortificaciones alemanas eran destruidas. Como paracaidista, fue muy emocionante atacar desde el flanco a bordo de un Dodge en compañía de mi amigo José Luís. Y es que, la infantería estaba sufriendo lo suyo en la playa, regando con sangre la arena, por lo que el apoyo de las tropas aerotransportadas se hacía más que necesario.


Así pues, los vehñiculos alcanzaron la playa y los paracaidistas saltaron de jeeps y camiones. La avalancha era incontenible para los sacrificados soldados teutones y, con arrojo, los aliados, apoyados por la resistencia, logran desalojar de la playa a los soldados germanos.


Pero la batalla no había terminado, pues el domingo 7 de julio quedaba por librar una espectacular batalla final: el asalto a la kommandatur. Las esvásticas colgaban del puesto de mando alemán y los soldados patrullaban a su alrededor con el dedo pegado al gatillo. Comenzó el tiroteo y los asaltos combinados de la resistencia francesa y de los rangers se estrellaron contra la fortísima defensa alemana. Incluso los alemanes se desgañitaban ordenando a sus soldados abrir fuego de mortero, que, por cierto, fue una escena que me resultó muy espectacular.


La batalla va en aumento y llegan los paracaidistas. Una vez más, resultó muy épico participar en una carga motorizada a bordo de una columna de vehículos americanos. En este caso, marchaba a bordo del jeep de mi colega Juanjo.


Con la presión aumentando sobre los defensores alemanes, éstos, empezaron a perder terreno. La infantería y los paracaidistas, con el apoyo de la resistencia, prorrumpen en gritos y se hacen con el control del edificio en un encarnizado asalto final. ¡La kommandatur ha caído!


Ante el inevitable desenlace de la batalla, los comandantes de la guarnición presentan su honorable rendición ante las tropas aliadas. Los aliados han ganado la batalla de Normandía.


Quiero darle las gracias a la organización, formada por la Asociación Enigma y en particular a Roberto Cañón. Los muchachos de Enigma se han dejado el alma para poder organizar una extraordinaria recreación de la batalla de Normandía y lo han conseguido con creces. Es evidente que, a cada año que pasa, la asociación Enigma se supera como organizadora de eventos. Solo tengo sentimientos de gratitud hacia Roberto, Uxue y Virginia entre otros.


Pero además de organizar un evento fiel a lo sucedido en Normandía, el buen trato a los recreadores es fundamental y los chicos de la Asociación Enigma han demostrado ser unos excelentes anfitriones. Hablando de anfitriones, no podría olvidarme del pueblo de Arija, donde nos han hecho sentir como si estuviésemos en casa, por lo que no podemos olvidarnos del cariño con el que nos han tratado en el Bar Ulíses, el Camping Playa de Arija, el Bar el Tilo o el Bar el Puñao.


Por último, solo me queda decir que lo mejor de todo ha sido volver a ver a buenos amigos y desearle a la Asociación Enigma la mejor de las suertes con su próximo evento en Medina de Pomar, que tendrá lugar del 30 de agosto al 1 de septiembre.

Visto 268 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.