Blog
(5 votos)

El papel de los paracaidistas canadienses en la Segunda Guerra Mundial

Las fuerzas aerotransportadas fueron protagonistas de notables hazañas bélicas en la Segunda Guerra Mundial: Creta, Eben Emael, Arnhem o Bastogne son algunos ejemplos. Estos soldados estaban entrenados para luchar en solitario y equipados únicamente con armamento ligero. Los aerotransportados eran sometidos a un intenso entrenamiento y eran muchos los que no superaban la instrucción. Estas tropas se hallaban entre la élite de los ejércitos de la Segunda Guerra Mundial. Hoy voy a hablaros del papel de los paracaidistas canadienses.


Churchill había quedado impresionado por la gesta de los paracaidistas en el asalto a la fortaleza belga de Eben Emael, por lo que propuso que los aliados crearan sus propias fuerzas aerotransportadas. Desde Canadá la respuesta llegó con la creación del 1º Batallón de Paracaidistas el 1 de julio de 1942.


En el verano de 1942 se dividió a los paracaidistas canadienses en dos grupos: uno enviado a Fort Benning en Estados Unidos y otro destinado a Ringway, en Escocia. De este modo los canadienses estudiaron las técnicas de las fuerzas aerotransportadas británicas y estadounidenses. Los soldados enviados a Estados Unidos pasaron a integrar la llamada 1ª Fuerza de Servicios Especiales que combatió en las Islas Aleutianas, Italia y en el sur de Francia.


Por otro lado, los paracaidistas canadienses destinados a Ringway (Escocia) pasaron a integrar el 1º Batallón de Paracaidistas canadienses. Este batallón terminó quedando encuadrado en la 6ª División Aerotransportada británica. La unidad efectuó su primer salto el 4 de mayo de 1943. Posteriormente entrenaron intensamente para estar preparados de cara a operaciones aerotransportadas especiales. Se instruyó a los paracaidistas en el uso del material británico, haciendo especial hincapié en la familiarización con los aviones y los paracaídas.


Los paracaidistas del 1º Batallón tuvieron su bautismo de fuego el Día-D. En la oscuridad de la noche del 6 de junio de 1944 saltaron sobre Normandía. Ante el fuego antiaéreo y lo primitivo de los sistemas de navegación el batallón quedó dispersado por tierras normandas. La unidad tuvo el honor de ser los primeros canadienses en pisar suelo francés.


En el Día-D destacaron por lograr eliminar a la guarnición de Varaville, asaltando las fortificaciones alemanas del castillo de Varaville a través de una serie de asaltos rápidos en los que se valieron del uso de granadas. Habiendo alcanzado los objetivos previstos para el Día-D, el 1º Batallón de Paracaidistas canadienses continuó combatiendo para ayudar a consolidar las cabezas de playa y fue retirado del frente el 21 de agosto de 1944.


La contraofensiva de las Ardenas en diciembre de 1944 provocó que los aliados recurriesen a la 6ª División Aerotransportada británica, por lo que los canadienses fueron enviados a Bélgica para contener la embestida alemana. Con la llegada de 1945, entre el 22 de enero y el 19 de febrero combatieron en Roermond (Holanda) en las orillas del río Mosa.


El 23 de marzo de 1945 se puso en marcha la Operación Varsity, el plan del mariscal Montgomery para cruzar el Rin, que incluía el lanzamiento de fuerzas aerotransportadas. El 1º Batallón de Paracaidistas canadienses saltó cerca de la ciudad de Wesel bajó un diluvio de fuego antiaéreo. Los canadienses encontraron una oposición feroz, incluso llegaron a perder al comandante de su batallón, el teniente coronel Nicklin. A pesar de la dura resistencia, el batallón tuvo una notable contribución en la derrota del 1º Cuerpo Paracaidista alemán.


La invasión de Alemania prosiguió y los canadienses continuaron combatiendo mientras avanzaban hacia el este. El batallón encontró menos resistencia al cruzar el río Elba. La 3ª Brigada de Paracaidistas, constituida entre otras unidades por el 1º Batallón de Paracaidistas canadienses avanzó hasta Wismar, a orillas del Báltico. Llegaron a la ciudad de Wismar el 2 de mayo de 1945. Tan solo se adelantaron por unas horas a las tropas del ejército soviético, con quienes posteriormente establecieron contacto. Días después terminaba la guerra en Europa.


Visto 607 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.